Para Hungui,

Antes de hacer un compromiso quiero que sepas que desde que estaba en la preparatoria te soñé y desde entonces me pregunté cómo serías, tu aspecto físico pero también tu forma de ser, cómo nos llevaríamos y cómo sería nuestro trato, agradezco a mi señor hayas llegado y sobre todo que tengas salud y sin duda Dios me ha bendecido con tu presencia.

Mi compromiso contigo hija antes que cualquier cosa es guiarte y mostrarte el camino del señor, ese camino en el cual he caminado y me ha sido de bendición, mi deseo es que le conozcas y le sigas por sobre todas las cosas; Tristemente algunas veces te fallaré pero estoy seguro que Él jamás te fallará.

Siempre tendrás mi oración, desde antes que nacieras ya oraba por ti, cuando naciste ore por ti y siempre lo haré.

Siempre tendrás mis oídos, quiero que sepas que aún tu llanto de bebé  lo he escuchado y jamás renegué de él, así que tienes mis oídos para lo que me quieras contar, desde un cuento, una canción o tus dudas y quejas, siempre te escucharé.

Tendrás mi sabiduría y mi mejor consejo, jamás buscaré tu mal, jamás buscaré tu caída por lo contrario mi anhelo es que tengas el mayor éxito posible y también te vuelvas sabía, te daré mi mejor opinión basándome en mi experiencia y mi oración.

Tendrás todo mi apoyo dentro lo posible, anhelo que sientas el respaldo de tu padre en todo momento; Desde que tuviste miedo de ser cubierta con la cobija contaste conmigo para enseñarte que no hay nada que temer y juntos nos tapamos y aprendimos que no hay nada que temer y que tus brazitos son fuertes para destaparte por ti misma. Siempre trataré de apoyarte en el camino que elijas, sea ser una futbolista, ingeniera, abogada o servir al señor cuentas conmigo.

Y con temor y temblor te estorbare para que no peques, para que no ofendas a nuestro Dios, no tendrás fácil ese camino y con oración y consejo oraré para que no te desvíes en tu caminar con Él.

Y para terminar  aunque me duela y  batalle en el momento; También te soltaré, confiaré en el señor, te dejaré hacer tú vida, cualquiera que sea el camino que elijas, ya sea ser misionera y/o ser esposa, te dejaré caminar tu propio camino confiando en que el señor te acompañará y también te guiará.

Te amo y siempre te amaré con todo mi corazón mi hija, mi hungui.

Tu papá

Edkar Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *