A meses de la elección en los estados unidos, pareciera que el odio y el miedo fue lo que decidió las elecciones, parece un horizonte oscuro muy triste, tanto en estados unidos como en el resto del mundo, la incertidumbre nos embarga y los efectos de esta decisión  parece explotar en los ciudadanos americanos, muestras de odio hacia la gente de color, mexicanos, homosexuales y musulmanes están emergiendo por todo el país americano pero ¿Porque? Queremos hacer conciencia, queremos entender qué está pasando, cómo es que este monstruo emergió y ¿Donde estaba?

Antes tenemos que poner las cosas claras, Trump no ganó por el odio, aunque sí fue parte de su campaña pero la realidad es que ganó por el hartazgo hacia la clase política, la razón cruda es que los americanos están cansados de la clase política y sus promesas de cambio que jamás llegaron y ellos votaron por su beneficio, y castigar a los políticos pues Trump no es un político.

Tenemos decir, gritar y clamar que el odio y el miedo también son minoría, que los que actúan así son un grupo que se vale de esta situación para sacar a flote su odio, pero antes de que te vayas contra esta minoría y saques tu frustración contra ellos, por favor respira y piensa: “tienen miedo” el miedo hace que se hagan cosas horribles pues nubla la razón todos sabemos que una oveja con miedo es capaz de saltar a un precipicio con tal de escapar del lobo además que jamás la violencia ha sido la respuesta contra el miedo y el odio.

Sabiendo esto, ¿Cómo podemos defendernos de esto? Primero entendamos algo, los muros nos dividen, nos alejan, nos separan, nos insensibiliza pareciere que nos mantiene seguros pero la verdad es otra ¿Cómo lo sabemos? Porque nosotros también algún día pensamos así, hasta que nos atrevimos a salir, conocimos lugares y personas increíbles, hasta que estrechamos la mano de un mexicano, guatemalteco, salvadoreño, panameño, colombiano, boliviano, uruguayo y argentino, hasta que convivimos con ellos, comimos con ellos nos dimos cuenta que “somos humanos”, somos personas que buscan lo mismo: felicidad y bienestar, al entender esto se quitaron las barreras, los muros y somos amigos. Hasta que estas personas salgan y conozcan el mundo… Conocerán la prisión en la que habían vivido.

No odies porque al hacerlo estás alimentando a este monstruo que nos divide y aleja; mejor reta,  busca y escucha la manera en que puedes promover que ellos salgan a conocer que existe un mundo maravilloso fuera de su mundo seguro, un mundo que te ofrece todo lo que tiene y solo está esperando.

Amigos hoy más que nunca necesitamos compartir este mensaje para combatir el efecto Trump, compártelo con alguien que está frustrado por estos días y necesita esperanza.

Atentamente

Edkar Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *